pepitagreens | BROCHETAS DE POLLO MARINADO ESTILO ORIENTAL
21756
post-template-default,single,single-post,postid-21756,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

BROCHETAS DE POLLO MARINADO ESTILO ORIENTAL

BROCHETAS DE POLLO MARINADO ESTILO ORIENTAL

Estas brochetas de pollo marinadas, estoy segura que te encantarán porque quedan muy melosas. Son fáciles, rápidas, llevan pocos ingredientes y acompañadas de un poco de arroz basmati  son un segundo plato ideal. Las he marinado en salsa de soja, mirin y un poco de azúcar durante 6 horas pero puedes hacerlo en 30 minutos y hasta 24 horas. Con el mismo marinado he elaborado la salsa, reduciéndola unos minutos en la sartén en la que he cocinado las brochetas.

Es un plato que puedes preparar con antelación, dejando las brochetas en adobo la noche anterior y acabar el plato al día siguiente. Para ello he usado muslo de pollo deshuesado porque es mucho mas tierno y una vez cocinado resulta mucho más meloso. Lo he cortado a trozos pequeños y los he ensartado en las brochetas. He mezclado los ingredientes del marinado y he regado las brochetas, dejándolas en adobo. Una vez ha transcurrido el tiempo recomendado las he cocinado en la sartén con un poco de aceite y posteriormente he reducido el marinado unos minutos y listo. Solo queda acompañarlas con un poco de arroz basmati cocido.

Espero que te animes a hacerlas, así que te dejo la receta a continuación:

INGREDIENTES:

Para dos personas

  • 2-3 muslos de pollo deshuesado y sin piel (*)
  • Aceite de oliva
  • 160 gr de arroz basmati

Para el adobo:

  • 20 gr. de Jengibre fresco
  • 120 ml de salsa de Soja
  • 100 ml de Mirin (vino dulce japonés que se utiliza para cocinar) (**)
  • 20 gr. de azúcar moreno

Servir: pimiento rojo y pimiento verde a rodajas, cebolleta fresca, cilantro picado y acompañado de la marinada que ha sobrado, que reduciremos unos minutos.

(*) Si los muslos son pequeños, con 2 muslos no tendrás suficiente para elaborar las brochetas

(**) Si no tienes Mirin puedes sustituirlo por vino de Jerez, añadiendo 20 gr. de azúcar.

 

ELABORACIÓN

En un cuenco ralla el jengibre con un rallador. Agregar la salsa de soja, el mirín y el azúcar en el cuenco. Mezcla bien.

Corta los muslos de pollo a pedazos; no te preocupes sino quedan regulares, es normal. Ensarta el pollo en las brochetas (también puedes hacerlo después del marinado). Colócalos en una fuente pequeña para que puedan quedar cubiertas o semi-cubiertas por el marinado.

Tapa con film transparente y deja en la nevera un mínimo de 30 minutos hasta 24 horas. Sino te han quedado cubiertas por la marinada, dales la vuelta a la mitad del tiempo elegido.

Cuece el arroz basmati en un cazo con agua y sal entre 10 y 12 minutos. Cuela y reserva.

Finalizado el tiempo de marinada, saca la bandeja de la nevera, escurre el marinado y resérvalo para hacer la salsa. Calienta una sartén con unas gotas de aceite de oliva y cocina las brochetas unos minutos por cada lado hasta que estén cocinadas. Reserva en una bandeja. En la misma sartén que has cocinado las brochetas, reduce la salsa 2 o 3 minutos a fuego medio. No debe quedar una salsa espesa ni de textura de caramelo. Es algo más líquida que al enfriarse queda untuosa.

Sirve las brochetas con rodajas de pimiento rojo y pimiento verde, cebolleta fresca y cilantro picado. Acompáñalo con Arroz basmati hervido.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Pin It on Pinterest