pepitagreens | CREMA DE ESPARRAGOS BLANCOS Y MASCARPONE
19513
post-template-default,single,single-post,postid-19513,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

CREMA DE ESPARRAGOS BLANCOS Y MASCARPONE

CREMA DE ESPARRAGOS BLANCOS Y MASCARPONE

Esta crema de espárragos Blancos y Mascarpone es la crema ideal para estos días de primavera en los que apetecen entrantes más ligeros y no tan contundentes. Esta es otra de las recetas que encontré en el libro , un libro que tuve abandonado en la estantería durante un tiempo y cuando lo descubrí lo devoré.

Esta crema de verduras la he probado en cualquiera de sus versiones fría como caliente y me ha gustado por igual.Si tienes la suerte de comprar espárragos blancos frescos, no dudes en hacer esta crema de verduras, porque es una crema muy fina y de un sabor extraordinario. Si no los encuentras, puesto que la temporada es corta, puedes probarla con espárragos verdes aunque el sabor es diferente. La receta original lleva caldo de pollo y yo la he preparado con este caldo, pero ten en cuenta que si vas a prepararla con un caldo vegetal deberá ser sin hortalizas de hoja verde porque sino perderá este bonito color (puedes hacer un caldo de cebolla, puerro, nabo, chirivía y algo de zanahoria)

El espárrago es originario del Mediterráneo; Egipcios y griegos ya lo consumían, pero fue con los romanos cuando su consumo se popularizó y se extendió a España. Con la caída del Imperio Romano, el consumo de este vegetal decayó hasta el año 1.300 volvió a repuntar su consumo hasta el SXVIII en que se convirtió en uno de los alimentos preferidos por la burguesía. Eso sí, hasta finales del siglo XIX, solo se consumía espárrago verde y fue en ese momento en que empezó a cultivarse bajo tierra; de ahí salió la variedad blanca. Esta variedad no recibe la luz solar y por lo tanto no desarrolla clorofila, que es la responsable del pigmento verde en las plantas. Las variedades Argentevil y Darbonne son las más conocidas por su grosor.

En fin te dejo con esta deliciosa y delicada receta; léela y anímate a hacerla porque te gustará.

 

CREMA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS Y MASCARPONE

Para 4 personas

INGREDIENTES:

  • 500 gr de espárragos blancos frescos
  • 1.000 ml de caldo de pollo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de mascarpone
  • Sal y pimienta recién molida
  • 100 gr de queso grana padano
  • 12 espárragos verdes para servir

 

ELABORACIÓN:

Limpia bien los espárragos y pela con un pelador la parte más fibrosa, desde la yema hasta la punta (de arriba hacia abajo, sin pelar la yema). Corta los espárragos a trozos pequeños. Saltea los espárragos con la mantequilla y el aceite 3 minutos. Cubre con el caldo de pollo y hierve hasta que estén tiernos, unos 15 minutos aproximadamente.

Finalizada la cocción añade las dos cucharadas de mascarpone y tritura. Si has limpiado bien los espárragos no deberían haberte quedado fibras. Si te ha quedado fibrosa pasa la crema por el colador chino.

Limpia los espárragos verdes y desecha los últimos 2 centímetros que tienen el tronco más duro. Reserva las puntas de los espárragos verdes y con un pelador haz láminas del resto del tronco de los espárragos.

Para servir, distribuye la sopa en bols y agrega unas lascas de queso grana padano y las puntas de los espárragos y las láminas. Añade un chorrito de aceite de oliva y pimienta negra recién molida.

Disfruta la crema ..fría o caliente !

 

Añade a la lista de la compra

Comparte, imprime y visualiza en el móvil

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Pin It on Pinterest