pepitagreens | SOPA FRÍA DE REMOLACHA, KÉFIR y LIMÓN
17997
post-template-default,single,single-post,postid-17997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

SOPA FRÍA DE REMOLACHA, KÉFIR y LIMÓN

SOPA FRÍA DE REMOLACHA, KÉFIR y LIMÓN

Con esta Sopa Fría de Remolacha, Kéfir y Limón queda inaugurado oficialmente el verano. Espero que llegue para quedarse, aunque cada vez soporto menos el calor. Pensamos en platos rápidos y fríos, apetecen ensaladas de pasta, de arroz, de legumbres y como no sopas y gazpachos.

Esta es una sopa refrescante dulce por la remolacha y ácida por el keffir de cabra, y su sabor se ve potenciado por el limón y el eneldo.

El cultivo de la remolacha es muy antiguo y data del siglo II a.C., y es originaria de la especie Beta marítima que dio lugar a dos hortalizas diferentes: una con follaje abundante, la acelga, y otra con raíz engrosada y carnosa, la remolacha. Las antiguas civilizaciones sólo consumían las hojas. En cambio, la raíz de la planta se utilizaba como medicamento.

Esta raíz dulce, es una excelente fuente de ácido fólico, así como de vitamina C y potasio, entre otras vitaminas y minerales como el hierro o el yodo. Es también una buena fuente de antioxidantes.

En referencia al Kefir, ¿Sabias que Marco Polo ya lo utilizó como remedio para la tuberculosis en el Siglo XIX? El kéfir es un producto lácteo parecido al yogur líquido, fermentado a través de la acción de un conjunto de levaduras, hongos y bacterias, y es un fantástico probiótico. Parece que su origen se encuentra en la región del Cáucaso.

En la antigüedad, los campesinos del norte de las montañas del Cáucaso preparaban una bebida llamada ayrag o kumis, dejando la leche en reposo colgando en odres hechos con piel de cabra que nunca se lavaban. A medida que iban consumiendo esta bebida la iban reponiendo con nueva leche. Cierto día,  observaron que la corteza esponjosa y blanquecina de la pared interior de la piel era capaz, si se le añadía leche, de dar lugar a una bebida distinta y mejorada que pasó a denominarse Kéfir (Képhir, Képhyr, Kefir).

Hoy en dia se emplean 2 tipos de kéfir: el de leche y el de agua, aunque el kéfir de leche es el más extendido; solo hay que dejar fermentar los gránulos en agua un mínimo de 8 horas y colarlos, para separar la bebida. Los gránulos deben conservarse en la nevera en líquido para que permanezcan vivos y van creciendo porque se alimentan de los azúcares de la leche. 🙂
En fin… si después de ver los ingredientes te apetece hidratarte y vitaminarte un poco…. te dejo la receta

 INGREDIENTES:

Para 4 personas –  Tiempo de elaboración: 15 minutos

(Tiempo de elaboración con remolacha fresca: 45 minutos)

  • 500 gr de remolacha cocida eco (o 2 remolachas frescas grandes)
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 700 ml /750ml  de caldo de verduras frío o agua
  • 350 ml de kéfir
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de salsa de soja

Para servir:

  • 4 rábanos, cortados en rodajas finas
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • 1 cucharadita de eneldo picado
  • 1 cucharadita de cebollino picado

ELABORACIÓN:

Si tienes la remolacha fresca, cuécela en agua y sal entre 20 y 40 minutos, dependiendo del tamaño de la remolacha.

En una batidora añade la remolacha, el caldo de verduras frío, el zumo de limón, la salsa de soja, el diente de ajo y el jenjibre.  Bate hasta que quede una crema fina. Añade la mitad del kéfir y reserva un chorrito para servir.

Enfría un mínimo de 3 horas en la nevera.

Sirve con un chorrito de kéfir, eneldo y cebollino picado y unos rabanitos cortados a rodajas finas.

Disfrútala!!!!

 

SONY DSC

Añade a la lista de la compra

Comparte, imprime y visualiza en el móvil

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.